Páginas vistas en total

martes

ADIÓS AL CHUPETE

Lo primero Feliz Año! Cómo pasan los días! Se acabaron las navidades y los últimos en llegar fueron los Reyes Magos de Oriente que vinieron y dejaron muchos juguetes y regalos, pero también se llevaron cosas en esta ocasión: los chupetes del pequeño de la casa.

Cómo hicimos con su hermana, hemos aprovechado la real visita para animarle a darle a los tres Magos sus preciados chupes a cambio de regalos. Nos dio resultado la otra vez y hemos seguido la misma dinámica, un mes haciendo campaña con que ya es mayor y qué mejor ocasión que dejarle a los Reyes sus chupetes. 

La noche mágica, le dejamos que se acostara con uno y dejamos la caja con el resto de chupetes junto con el agua para los camellos y demás viandas para Melchor, Gaspar y Baltasar. De madrugada, y antes de marcharse, un Rey entraría para llevarse el último cuando hubieran colocado todos los juguetes, y una vez más, ha dado resultado, esta vez incluso ha sido más fácil, Ana tuvo unas cuantas noches malas, con mucha ansiedad pero en cambio Bruno, lo está llevando fenomenal, se duerme sin problema y ya no ha vuelto a preguntar por ellos, así que operación chupete superada.



La verdad es que lo pienso y somos la monda ahora te lo doy, ahora te lo quito. Si me pongo a buscar en google encuentro que "hay  evidencia del uso de chupete desde hace ya más de 3000 años, es decir, ya nuestros ancestros buscaron maneras de ofrecer respuestas a la necesidad biológica de la succión no nutritiva en los bebés". Chupete viene de la palabrar Pacifier o sea pacificador, lo que tranquiliza y calma. Y es justamente con ese propósito por lo que la mayoría de los padres se lo ofrecemos a nuestros bebés, para regular horarios, alargar tomas, para calmar su llanto... En el caso de mi hijo fue porqué empezó a chuparse el dedo con dos meses y a eso si que me negaba, así que le animé a cambiar dedo por tete, pero claro, llega el día en que el pediatra te dice que se pueden deformar el paladar y los dientes y que es el momento de decirle adiós al chupete, y ese día ha llegado.

Enhorabuena Bruno! te estás haciendo mayor

1 comentario:

  1. Mi hijo utiliza el chupete pero no es un adicto a él. Creo que se parece un poco a mí cuando yo era un bebé ya que jamás utilicé chupete. jejejeje!

    ResponderEliminar