Páginas vistas en total

viernes

ANTES DE SER MADRE LLEVABA TACONES

Hace unos días en el facebook, mi amiga María, madre de dos hijos, lanzaba en su muro la siguiente pregunta. Cómo diferenciar a una madre.... y especificaba, "de niños pequeños"? Las respuestas no se hicieron esperar y entre unos y otros fuimos aportando ideas. Lo de especificar que la edad de los hijos tenía que ser corta, es importante, pues seguro que con cada etapa salen varias ideas acordes con su edad. Me divertí mucho leyendo, todas te hacían sacar una sonrisa y al termina cada frase, te salía del alma un "es verdad! Le he pedido algunas de las ideas prestadas para este post otras me han ido viniendo a la cabeza mientras escribía, es lo que tiene ser madre, empatizas al 100%

1. Siempre lleva la ropa manchada de galletas, babas, mocos o vete a saber de qué!
2. En el bolso (cuando lleva) o bolsillo del abrigo, siempre hay un gormitti, un patuco de muñeco o él ultimo juguete que salio del kinder.
3. Antes... llevaba tacones
4. Ya no tararea a Shakira, Manolo García o Beyoncé, ahora canta la canción de Caillou, El Tallarín o el cocodrilo se metió en la cueva.
5. Se sorprende así misma sentada en sofá diciendo "Swiper no robes"
6. Ante un dilema se pregunta: ¿Qué haría Bob Esponja?
7. Por más que se arregle, siempre termina llevando peor pinta que antes de ser madre
8. Se sabe toda la programación de los canales infantiles
9. Ha cambiado su bolso por la bolsa del carro
10. Cuando tiene que andar sin empujar un cochecito o llevando a un peque encima se siente como si no supiera andar
11. Sale a comprar algo para ella y vuelve con unos bodies, unas camisetitas o cualquier clase de complemento infantil
12. Siempre lleva bolsos cruzados, las manos libres son imprescindibles
13. Ya no es el marido el que sale en el fondo de pantalla de móvil
14. Se le olvida todo, se queda parada en medio de la habitación y sale y entra varias veces incapaz de recordar qué iba a buscar
15. En su bolso siempre hay toallitas, arnidol, tiritas, un chupete, lápices de colores y algún juguete
16. Deja de leer el Vogue o la revista Interiores y se pasa a ser Padres y Crecer feliz
17. Ya nunca estará concentrada al 100% haga lo que haga, ya sea cocinar o estar en una importante reunión de trabajo... una parte de su cerebro piensa qué tal le habrá ido a tu hijo en el cole
18. Pensaba que tenía sentido del ridículo hasta que vas al primer concierto de Cantajuego



19. Siempre puede hacer algo más a la vez: tender, vigilar a los niños, atender una llamada y hacer la cena
20. Es la única que encuentra algo en casa
21. Siempre tiene pilas para los juguetes
22. Intenta controlarse pero a la mínima que alguien le pregunta si tiene hijos o por el peque en cuestión, no hay quien le pare! Hablar de sus trastadas, monerías y lo rico que está se ha convertido en el centro de sus conversaciones
23. Ya nunca la llamarán por sus nombre, será la mamá de...
24. En Navidad colecciona catálogos de juguetes como si fueran un tesoro
25. Antes era escrupulosa.... ahora absorbe mocos, limpia cacas y se come la galleta masticada de su retoño
26. Si duerme del tirón, se despierta sobresaltada pensando en qué algo malo ha pasado
27 Se alegra de las "cacas" de su hijo
28. Está al tanto de todos los eventos infantiles de su ciudad
29. Siesta? qué es eso?
30. Ya no tiene intimidad ni para ir al baño
31. En su casa no hay nada que pueda ser alcanzado por un loco bajito de un metro
31. Sus muebles de diseño están redecorados con salvaesquinas
32. El coche está lleno de gusanitos, trozos de galleta y pañuelos de papel
33. Cada salida de casa es como una mudanza

Espero que te hayan sacado la misma sonrisa que a mi. Han salido 33 pero seguro que hay muchos más... 33 motivos por lo que me siento orgullosa de ser madre y por los que la vida tiene un maravilloso sentido


7 comentarios:

  1. Fíjate si no te concentras al 100% en lo que haces que me he puesto a estudiar Educación Infantil para que mientras estudio sigo pensando en mis hijos sin salirme de los libros jaja

    Y si, el sentido del ridículo lo pierdes por completo, de repente te ves en medio del parque (vestida nada elegante) con un coche en la mano, un chupete en la otra, un pañuelo sujetado con los dedos que te quedan libres e intentando hacerle las palmas cantándole toda la canción al pequeño mientras le limpias los mocos al mayor e intentas no se tire el batido encima y mientras los dos te miran con cara de "tu no estas bien de la cabeza", si hasta nuestros hijos son conscientes de que hemos perdido la vergüenza y el glamour por completo.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Genial post!

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, me he reído mucho (y sentido identificada, of course). Enhorabuena

    ResponderEliminar
  4. Me encanta!
    Y que realidad tan grande!!!!
    Hoy Luis me ha dejado para meter en la lavadora su chaqueta según él, manchada de no sé que...................el misterio ha sido resuelto, son mocos!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por los comentarios!

    Anoto uno más, que aporta mi amiga Virginia. Sexo? Qué es eso? ;)

    ResponderEliminar
  6. Este fin de semana me he dado cuenta de que siempre siempre siempre (en el coche, en el bolso, o en el carrito del niño) llevo bolsas de plástico "por si acaso".

    ResponderEliminar
  7. Jajaja Olga, llevamos demasiadas cosas "por si acaso" verdad? Un beso!

    ResponderEliminar